Un salto encantado


 

Partimos del lodge en vehículo nivel ejecutivo y recorremos parte de la Ruta de la Selva hasta llegar al Parque Provincial Salto Encantado.

Ni bien ingresamos al parque podremos distinguir, entre los trinos de las numerosas especies de pájaros que habitan la selva virgen preservada por el parque, el constante ronroneo del torrente precipitándose. Uno metros más adelante, y desde un magnífico mirador nos sorprenderá la primera vista del Salto Encantado flanqueado por asombrosos precipicios de exuberante vegetación, principal atracción del parque, que es la vertiente natural del arroyo Cuña Pirú, que atraviesa el área natural protegida.

Iniciamos un recorrido por la selva(*) que los guaraníes llaman “Ivirá retá”, la tierra de los árboles, donde los matices de colores se fusionan en la selva bañados por la bruma que emerge del salto. Las imponentes guayubiras, donde anidan tucanes y carpinteros, parecen tocar el cielo, mientras helechos, musgos y hongos cubren el suelo, a manera de una heterogénea alfombra viviente.
La palmera pindó, con su fruto parecido a un caramelo, es el dulce preferido de ardillas y monos. Lapachos desperdigados a granel dejan caer sus hojas para dar lugar a ramilletes de flores fucsias y amarillas, simulando pinceladas de colores en medio del frondoso manto verde.

Bajo la sombra de estos gigantes se encuentran especies que dan alimento a aves y mamíferos, tal como el yacaratiá, con sus frutas amarillas y carnosas, y la yaboticaba. Con sus amplias hojas buscando el sol asoma el güembé, atrayendo con su particular fruta a bulliciosos loros.
La llegada de la primavera permite ver en lo alto las flores más bellas: orquídeas, claveles, caraguatás y bromelias convocan a veloces picaflores y mariposas, sirvendo de refugio a pequeños anfibios.

Luego de un descenso sostenido llegamos a dos hermosos saltos que complementan la aventura, el Salto la Olla y la Cascada del Picaflor. Luego de un refrescante aperitivo y tiempo suficiente para fotografías iniciamos un recorrido por pasarelas de madera para obtener una grandiosa vista del Salto Encantado. Continuando un poco más la caminata por un sendero agreste llegaremos a saltos más pequeños pero no menos encantadores, como el Salto Escondido y el Acutí donde viviremos una mágica experiencia al cobijo de la frescura del monte.
Luego de un momento para fotografías iniciamos el camino de regreso al lodge por la Ruta de la Selva.

Salidas
Sep/Abr: 08:30 ó 12:30 hs
May/Ago: 09:00 ó 12:00 hs
Duración aprox.: 6 hs

– Guía local y Aperitivo incluido en el valor del ticket.
– Vehículo nivel ejecutivo con aire acondicionado.
– Caminata: nivel de dificultad bajo. Recomendado para mayores de 10 años.
– La excursión se realiza sólo con reserva previa.
– No incluye tickets de ingreso a Parque Pcial. Salto Encantado ya que su valor depende del lugar de residencia del pasajero. Para beneficiarse con los tickets promocionales que ofrece el Parque Pcial. a los residentes Misioneros, se debe presentar DNI con domicilio en esa provincia.
 

Participando del programa “Devolviendo vida” ayudará a preservar la naturaleza de Moconá.